La transformación digital empieza en la cultura corporativa

Tempo de leitura: 3 minutos


“Por muy hermosa que sea la estrategia, de vez en cuando debería mirar los resultados”

Winston Churchill

Cuando hablamos de transformación digital en las empresas, estamos hablando única y exclusivamente de mejorar el rendimiento y asegurar mejores resultados a través de soluciones digitales.

Por lo tanto, tenemos dos pilares implícitos en esta declaración anterior: el primero, para mejorar el desempeño y asegurar mejores resultados, necesitamos medir. El segundo, que las plataformas y soluciones digitales son mensurables.

Ante este escenario, se hace más fácil entender que la transformación digital comienza donde no parece que le demos mucha importancia: en la cultura.

Aquí presento el por qué: para cada proceso que deba optimizarse, necesitaremos aplicar metodologías de gestión, gobernanza, mensuración y optimización continua (la metodología ágil está ahí para demostrar que funciona).

Los empleados internos y los terceros deben ver cómo se están desempeñando y dónde deben mejorar. Esta visión, naturalmente, elogiará los perfiles creativos y las personas impulsadas por los desafíos y el desempeño.

“Gestión” y “gobernanza” son términos que parecen ir en contra de “disruptivo” e “innovador”. Pero son los que permiten que todas y cada una de las estructuras se guíen por mejoras continuas de rendimiento y retroalimentación.

Ahora podemos plantear, en mi opinión, la pregunta que debe orientar cualquier transformación digital: ¿cuál es el nivel de madurez digital de su empresa hoy?

Con eso en mente, McKinsey desarrolló un estudio ** que mapea los pilares y palancas que clasifican a las empresas en cuatro niveles de madurez de marketing digital: principiantes, emergentes, ascendentes y líderes.

Dentro de este estudio, desarrollaron un marco con 4 dimensiones y 14 palancas que se dirigen hacia la madurez digital:

  • Personas, procesos y cultura;
  • Datos y tecnología;
  • Inversión y mensuración;
  • Viaje y experiencia.

Lo más interesante es que este estudio estuvo dirigido al marketing digital, pero el concepto se puede aplicar a todas las áreas de la empresa.

“Situarse y comprender cuál es el nivel de madurez digital de su empresa puede y debe ser el primer gran paso hacia una transformación digital estructurada sin falsas promesas ni frustraciones futuras”, dice el estudio.

Quizás uno de los grandes desafíos de los CIO, CTO y jefes de innovación de las grandes corporaciones hoy día no es necesariamente hacer que la empresa sea digital o hacer viable la plataforma del momento, sino más bien encontrar formas de dirigir a todos los empleados hacia un camino guiado por el desempeño. Estamos hablando del proceso de producción al desempeño de las ventas.

“Impulsar la gestión, la gobernanza, la metodología y la mensuración y recibir una mejora continua”. El reto es cómo organizar, optimizar procesos, medir y lo más importante, dar condiciones y nutrir cada área y equipo con KPIs (indicadores clave de desempeño) que pueden servir como parámetros de éxito y evolución continua. Y en consecuencia, estos KPI alimentarán los famosos OKR (objetivos y resultados clave).

**O Estado do Marketing Digital no Brasil: 14 alavancas para atingir a maturidade – McKinsey & Co. – Febrero 1, 2019 – Heitor Martins, Marcelo Tripoli,y Leonardo Galvão.

Copyright © 2020, Gazeta do Povo. Todos los derechos reservados.


Una plataforma inteligente que optimiza la gestión y distribución de archivos digitales para la industria de forma seguraconvenienterápida mensurable.